En 1910 MIELSO inició la actividad en el sector de la miel con “La Eslidense Apícola”, una fábrica de colmenas.

Años después nos dedicamos a la producción de miel y polen de abejas, siendo pioneros en crear las rutas de trashumancia de las colmenas para alargar los periodos de cosecha y en establecer el ciclo de producción que aún se conserva.

La tercera generación, con Bernardo Sorribes presidiendo la compañía, dio el salto a la internacionalización a principios de los años 70, asociando el nombre de MIELSO a la calidad y trazabilidad de nuestros productos, adoptando el sistema de control de calidad más moderno de Europa y convirtiéndose en la principal empresa en comercialización de polen de abejas a nivel mundial.

En la actualidad, con la cuarta generación al frente de la empresa, hemos querido presentar a los consumidores nuestra propia marca de productos envasados, ofreciendo siempre una calidad superior.